robaculeros-1
robaculeros-2robaculeros-3

El Robaculeros

18.95 €

Este Cabezudo representaba originariamente al personaje de Sancho Panza, el escudero de Don Quijote.  Aunque también se le conoce, más recientemente por Don Juan Pirulí.

Son característicos de este personaje su gorro rojo rematado en punta y la barba que luce y que lo distingue del resto de cabezudos de la Comparsa.

Se dice que debe su actual nombre a que antaño las madres atemorizaban a sus hijos con este personaje, que representaba a un hombre aficionado a birlar los remiendos de los calzones  para dejar a la gente con el trasero al aire.

Coplas: “El Robaculeros no sabe correr, por eso da tantos traspiés”. “El Robaculeros, Pirulí. Dame una avellana. Con su gorro de punta, Pirulí. No me da la gana”.

Categoría: . Product ID: 2392

Descripción del Producto

¿Ya eres cliente? Haz clic aquí para entrar
robaculeros-1 El Robaculeros 18.95 €

Detalles de facturación

España

Información adicional

Tu pedido

Producto
Cantidad
Total
Cart Subtotal 0.00 €
Order Total 0.00 €

Este Cabezudo representaba originariamente al personaje de Sancho Panza, el escudero de Don Quijote.  Aunque también se le conoce, más recientemente por Don Juan Pirulí.

Son característicos de este personaje su gorro rojo rematado en punta y la barba que luce y que lo distingue del resto de cabezudos de la Comparsa.

Se dice que debe su actual nombre a que antaño las madres atemorizaban a sus hijos con este personaje, que representaba a un hombre aficionado a birlar los remiendos de los calzones  para dejar a la gente con el trasero al aire.

Coplas: “El Robaculeros no sabe correr, por eso da tantos traspiés”. “El Robaculeros, Pirulí. Dame una avellana. Con su gorro de punta, Pirulí. No me da la gana”.

Desarrollo emocional, habilidades manuales, imaginación y creatividad, motricidad y coordinación, afectividad, convivencia y juego simbólico.

Muñeco articulado realizado en goma blanda. Acabado artesanal. Fabricado en España.
Altura del muñeco 20 centímetros.

Opiniones

No hay reseñas todavía.

Sé el primero en opinar “El Robaculeros”